Revisión pre ITV

img-9

Revisión pre ITV

Nuestro servicio de revisión pre ITV está diseñado para ayudarte a preparar tu vehículo para esta inspección obligatoria, asegurándote de que cumpla con todos los requisitos y normativas establecidas.

Nuestro equipo de mecánicos realiza una revisión exhaustiva de todos los aspectos clave de tu vehículo que son evaluados durante la ITV. Esto incluye la inspección de luces, frenos, suspensión, emisiones, neumáticos, dirección, y todos los demás componentes requeridos por la normativa local.

Durante la revisión pre ITV, identificamos cualquier posible problema o área de preocupación que pueda causar que tu vehículo falle la inspección oficial. Una vez identificados estos problemas, te proporcionamos recomendaciones claras y soluciones para abordarlos de manera efectiva, asegurándonos de que tu vehículo esté listo para pasar la ITV sin problemas.

Nos esforzamos por ser transparentes y comunicativos en todo momento, explicándote claramente los resultados de la revisión pre ITV y cualquier trabajo necesario para asegurar el éxito en la inspección oficial.

Te interesa saber:

N

Documentación: Asegúrate de tener todos los documentos necesarios, como el permiso de circulación, la tarjeta de inspección técnica (si ya has pasado la ITV anteriormente) y el seguro del vehículo.

Luces: Verifica que todas las luces del vehículo funcionen correctamente, incluyendo faros delanteros, luces de posición, luces de freno, intermitentes y luces traseras. Reemplaza las bombillas fundidas si es necesario.

Neumáticos: Comprueba la presión de los neumáticos y asegúrate de que estén inflados según las especificaciones del fabricante. Inspecciona el estado de los neumáticos en busca de cortes, grietas o desgaste irregular y reemplaza los neumáticos si es necesario.

Frenos: Asegúrate de que los frenos estén en buen estado de funcionamiento. Si escuchas chirridos, sientes vibraciones o notas una menor capacidad de frenado, es posible que necesites revisar o reemplazar los frenos.

Emisiones: Si tu vehículo tiene motor diésel, asegúrate de que el filtro de partículas esté en buenas condiciones y funcionando correctamente. Para vehículos de gasolina, verifica que no haya fugas de gases y que el sistema de escape esté en buen estado.

Suspensión y dirección: Comprueba la suspensión y la dirección del vehículo en busca de cualquier juego, ruido anormal o fugas de líquido. Si notas algún problema, llámanos.

Niveles de líquidos: Verifica los niveles de líquido de frenos, líquido refrigerante, aceite del motor y líquido de dirección asistida, y rellena si es necesario.

Estado general del vehículo: Realiza una inspección visual del vehículo en busca de cualquier daño o anomalía, como fugas de líquidos, componentes sueltos o daños en la carrocería.

Cinturones de seguridad: Asegúrate de que todos los cinturones de seguridad estén en buen estado y se puedan abrochar correctamente.

Revisión técnica previa: Si tienes dudas sobre el estado de tu vehículo, considera hacer una revisión técnica previa con nosotros para identificar y abordar cualquier problema antes de llevarlo a la ITV.

Ir al contenido